África Con los prismáticos en la mano Opiniones

‘Volver a la Joya de la Corona’, por José García Escorial

‘Volver a la Joya de la Corona’, por José García Escorial


Casi con seguridad muchos de los lectores de este artículo se encuentran entre los miles que velaron sus primeras armas africanas en Matabeleland, Rosslyn, Bundu, Frontier, Tshukudu, Phumba, Blaaukrantz…, pero, sobre todo, en la Joya.

Descubrí las tres reservas del antiguo Ciskei hace treinta años, volviendo de cazar elefantes, y sus más de 100.000 hectáreas repartidas entre Tsolwana, Mpofu y, destacando mi favorita, Double Drift. Y tanto me impresionaron por la abundancia de sus más de cuarenta especies disponibles, entre las que había bufalos, hipopótamos y rinocerontes, que las bautizé con el apodo de la Joya de la Corona. El éxito que tuvo fue tal que el nombre hizo marca y cazadores que nunca habían ido a mi Joya, porfiaban que habían estado allí, porque con esta marca les vendieron, de modo truculento y tramposo, su safari.

Sigo opinando que se trataba de la mejor zona de caza de antílopes de toda África por variedad, densidad y, sobre todo, por lo deportivo de su cacería. Cuando convirtieron las tres reservas estatales en zonas de solo safaris de turismo fotográfico, tuve la misma sensación –desolación– que cuando ocurrió lo mismo en el sur del Parque Nacional de Ruaha, en Tanzania, o en las concesiones del Delta del Okavango, en Botsuana; pero también de satisfacción personal por los muchos cientos de personas que pudieron disfrutar de estos destinos de nuestra mano.

La riqueza que crea la caza en todo el mundo es descomunal y tenemos que sufrir a tantas cabezas de chorlitos políticos que lo ignoran por desconocimiento culpable

Aprovechando un hueco entre safaris, hoy he estado en Double Drift. Tenía la idea de descubrir la Wild Coast desde hace tiempo, pero nunca encontré hasta ahora el momento y me pillaba de paso, más o menos forzado. Al entrar te registras como en parques nacionales, entré por Grahamstown y salí por Alice. No me crucé con ningún coche, la ruta principal era un camino de cabras.

¡Qué distinto que cuando allí se cazaba! Había actividad y los caminos estaban arreglados. La riqueza que crea la caza en todo el mundo es descomunal y tenemos que sufrir a tantas cabezas de chorlitos políticos que lo ignoran por desconocimiento culpable.

Para mi sorpresa, lo primero que vi fue un rinoceronte y, luego, vi muchos kudus. Double Drift siempre tuvo los récords de gran kudu del Cabo Oriental. ¿Te acuerdas, Leandro? También facocheros, aunque el plomizo día no era el ideal. Fue la única zona de caza donde me inventé un programa que por un precio fijo había barra libre de facos. ¿Te acuerdas, Pablo? En el primer número de Tierras de Caza, nuestra revista, relataba mis andanzas recechando facos con un express de miras abiertas y con el guarda Thembani, los dos solos, todo andando desde el alojamiento sobre el Great Fish River… recuerdos.

Mañana noche vuelvo a Paoland, para esperar allí un nuevo grupo. Es, sin dudar, como digo en la publicidad, mi nueva y permanente Joya de la Corona.

Por José García Escorial ⁄ [email protected]safariheadlands.com

Joya Solsticio de invierno 2022

Double Drift, Great Fish River Reserve, Eastern Cape

Safari Headlands – José García Escorial
Website: http://www.safariheadlands.org
Tel:+34-914 670 150 / +34-914 686 622
Móvil / WhatsApp +34 620 210 069

la joya

Enlace a otros artículos de José García Escorial:

La soledad del final

→ Facochero con langosta y limones

⇒ Mi bandera anual

→ ¡Vamos! ¡Vamos, ya!

⇒ Los 300 Joya

→ Volver a empezar

⇒ Descubriendo América

→ Regalos de los Reyes Magos de Oriente 2022 (que vendrán de América)

→ Feliz Navidad 2021

⇒ Tal vez. Moralzarzal, subasta de armas

→ Alfa y omega

⇒ Cuarteles de invierno

→ Adriana Joya

⇒ Media pensión

→ Panorama cinegético en África 2021

⇒ Primero de Mayo, canción

→ Carlos José, las escopetas de plomillos y el futuro

⇒ Semana Santa de caza y pesca

→ Club Social de Riebeek East

⇒ Es otro tipo de suerte

→ 23 de febrero de 2021 en África

⇒ Nieva en Nueva York

→ Los imbornales  Joya

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.